*la inmensa felicidad puede estar presente incluso en las criaturas más pequeñas de este mundo*

domingo, 29 de septiembre de 2013

Cap 33

*Sin previo aviso, una fuerte alarma sonó, despertándome de golpe y un muy alterado Tails corriendo de un lado a otro hablando por su celular, Dirigiendo su mirada hacia mi.*


Tails: ....Amy! ...


*Es lo único que escuché y sin pensarlo fui directamente al hospital tan rápido como pude, cuando llegué era un verdadero alboroto, policías rodeando el perímetro del hospital, pacientes saliendo de este para resguardarse entre las fuerzas policíacas y para-médicos, Intenté entrar, pero me lo prohibieron*


Policía 1 : Señor, no puede ingresar al recinto hospitalario. Absténgase de entrar, de lo contrario me veré en la obligación de detenerle.


Sonic: ¡Mi novia y mi hijo están ahí!


Policía 2 : No se preocupe, nosotros nos encargaremos de proteger a cualquier civil.


*"Estos tipos están locos si  creen que me tendrán aquí de brazos cruzados" Pensé, Y aunque el hospital estaba rodeado por policías, corrí rápida mente por las paredes de un edificio adyacente, elevándome lo suficiente para caer sobre la azotea del hospital, afortunadamente nadie me vio y entré con facilidad. 


El ambiente estaba alborotado, no podía ver bien, todo estaba invadido con humo, Pero tenía que saber sobre Amy, tenía que saber cómo estaba ella y mi hijo, así que a pesar de todo, seguí mi camino, pero entonces se escucharon una serie de disparos que sobresalieron de todo el ruido exterior. Mi preocupación aumentó aún más y al llegar a la que era la habitación donde estaba mi familia, se escuchó un último disparo y la voz familiar de Shadow maldiciendo en vano*


Shadow: ¡Demonios, Escapó!    


*Llegando ya a su lado, volteó observándome*


Shadow: Llegas tarde Faker.


Sonic: Shadow, ¿Qué ocurrió? ¿Dónde está Amy? ¿Dónde está mi hijo?


Shadow: Tranquilo idiota azul, por suerte ellos escaparon antes de que les pasase algo peor. Sally quiso hacer de las suyas otra vez. Por desgracia para ella, María y yo veníamos a visitar a Rose y me encargué de la situación, pero ha escapado por segunda vez. La tercera vez no escapará de Shadow The Hedgehog.


Sonic: Gracias Shadow.


Shadow: No me lo agradezcas, no hice eso por tí. En primer lugar lo hice por mi, Esa ardilla me las pagará. Y en segundo lugar, lo hice por María, Amy y su hijo. Deberías ser más responsable de tu familia.


Sonic: Lo sé.


*Luego de todas las explicaciones, Fuimos afuera entre la multitud de personas que estaban siendo resguardadas del peligro, tardamos un tiempo en encontrar a  María, pero luego de unos minutos ella nos encontró y se acercó hacia nosotros indicándonos el camino hacia Amy quien estaba siendo examinada dentro de una ambulancia, en la cual el médico en el interior nos dejó esperando afuera, para no alterar a sus pacientes.


Luego de un par de horas abrió las puertas para dejarnos ver que ambos estaban bien. Recibí la mirada de mi pequeño, quien no tenía idea de lo que había pasado, mientras Amy me señaló con su mano, el doctor se hizo a un lado y me dijo que podía acercarme a ellos. Abracé a Amy fuertemente, ella hizo lo mismo mientras no pudo resguardar un par de lágrimas.*


Amy: Tenía mucho miedo Sonic,


Sonic: Lo sé, perdóname, debí haber estado ahí cuando me necesitabas, Prometo que no volverá a pasar, no me alejaré de ustedes por nada del mundo. 


Amy: Sally...


Sonic: Lo sé, tranquila Ames. Shadow me dijo todo. En fondo no es un mal sujeto.


*Sonic simplemente me tenía entre sus brazos, eso me bastaba para volver a tener tranquilidad, No me hubiese asustado si Sally me hubiese atacado a mi, pero temía enormemente por mi bebé, el pequeño retoño del amor de Sonic y el mio, el terror de perderle me invadió por completo, esta pequeña criatura que necesita de mi en todo sentido, que tiene una mirada llena de ternura y curiosidad por este nuevo mundo en el cual tan sólo ha estado dos días. sinceramente podría decir que sin él yo me muero.*