*la inmensa felicidad puede estar presente incluso en las criaturas más pequeñas de este mundo*

lunes, 27 de mayo de 2013

Cap 32




Sonic: Y eso fue lo que sucedió.



*Estando ya en casa de Tails, no estimé ni siquiera guardar para mi lo que había sucedido, desde el tierno momento que estuve con mi familia, hasta el inesperado "encuentro" que había vivido no hace mucho*



Tails: Bueno...con esos datos tan...superficiales, podría darse un 50% de probabilidad de que estés en lo correcto, pero igualmente 50% si se tratase de una equivocación..


Sonic: Estaría muy bien, que me equivocase...pero, no  puedo engañarme a mi mismo.


Tails: De todos modos, si viste a Sally o no, es lo menos importante en estas instancias, Estamos preparados frente a cualquier amenaza.Sabes que estamos bien unidos y nos apoyamos mutuamente,Sé que estás preocupado por lo que les podría pasar a tu hijo y a Amy, pero tengo camaradas infiltrados en el hospital, cualquier fenómeno extraño que ocurriera, llegaría a mis oídos.


Sonic: Gracias hermano.



Tails: No es nada, Soy el Tío Tails después de todo.



*Hablar con Tails fue un alivio, Él me convencía del control de la situación y todo lo relacionado a ello, Pero  igualmente quería que mis tensiones se desvaneciesen, Logró animarme y pasamos un buen momento entre charlas de machos y videojuegos aunque claro, el tiempo pasó rápido y el amanecer era próximo*


---------------------------------------------------------
   


*Ya entrando los primeros rayos del sol a través de la ventana de la habitación, amanecía con mi cuerpo un tanto pesado, sin embargo, había descansado bien toda la noche, a un lado mi pequeño aún dormido, con sus manitos sosteniendo firmemente la ropa que llevaba puesta y el aire de un alma tierna y alegre, tan sólo observar su pequeño cuerpo, me transmite un gran sentimiento de paz y felicidad; al poco tiempo de haber despertado, una enfermera entró con lo que sería mi desayuno.*



Enfermera: Buenos días, Cómo se siente? 



Amy: Estoy bien, gracias.


Enfermera: El chequeo muestra que ambos se encuentran en perfectas condiciones, tanto su bebé como usted, no tardará mucho en que se le dé el alta. Además el pequeño nació fuerte y sano, hizo un buen trabajo.


Amy: Que bien, muchas gracias.


Enfermera: Por cierto, que nombre le dará al bebé?



Amy: Para ser sincera, no había pensado en ello, en realidad quería tener una niña y había pensado en nombres precisamente femeninos, pero ya que es un pequeño hombre, creo que debo pensar un poco más o consultarlo con su padre.



Enfermera: Ya veo -dijo soltando una pequeña risa*-   



*Luego de algunos minutos, la enfermera dejó la habitación, cerrando la puerta, con un diminuto bostezo mi bebé había despertado.*




*Toc-Toc* - La puerta sonó. -será que la enfermera  ha olvidado algo? *pensé*



*No pasaron ni 5 segundos, cuando ésta se abría lentamente. el temple de la habitación pareció cambiar bruscamente, sentía escalofríos y una sensación de pánico se apoderó de mi al ver quien se presentaba frente a mi.*



-Rose, no me obligues a hacer algo que no te gustará, entrega al bebé y nada malo ocurrirá.-



*Tomé tan rápido como pude a mi hijo entre mis brazos, dirigiendo una mirada de odio y desprecio contra ella*



Amy: Primero muerta antes que dejar a mi pequeño en tus horribles garras.



Sally: Última oportunidad  .-Dijo al momento de señalarme una extraña arma en su mano derecha-  
 No te preocupes, esto no te matará, aún no es el tiempo, pero no te dejará con buen estado tampoco...decide Rose, es un Si, o ...



Amy: No! -dije gritando con todas mis fuerzas con la esperanza de que alguien oyese mi voz*




Sally: Es una lástima, Mala elección. hasta nunca Amy.



*Sally estaba puntando hacia mi frente firmemente, sin escrúpulos, cerré mis ojos esperando el fin, abrazando a mi hijo fuerte en mi regazo y llanto por súplica que el destino de mi bebé no fuera tortura; Sin embargo, en ese momento, Sally fue abatida por su espalda, cayendo de frente en el piso, y un muy furioso Shadow apareció*



Shadow: Amy, estás bien?



*No podía decir palabra alguna, Gracias a Mobius mis súplicas fueron en vano*



Shadow: Quieta ahí  -dijo a Sally-  No sé cómo llegaste tan lejos, pero el viaje se acaba aquí princesa. 



Sally: Vaya vaya, tenías que llegar a arruinar mi plan, verdad?



Shadow: Supongo que quería saldar lo de la última vez que nos encontramos.



*De pronto María llegaba con un doctor y un par de policías*



María: Amy, estás bien? 



Señor policía: Alto ahí! arriba las manos señorita!



Señor policía 2 : Póngase de pie y ponga sus manos sobre su nuca lentamente



*Sally, se levantó lentamente,  puso sus manos en alto, pero con una risa, dejó caer de su mano izquierda una minúsculo frasco que tornó todo cubierto por humo, María rápidamente tomó mi brazo y me dirigió fuera de la habitación, mi bebé estaba tosiendo al igual que yo, el médico se aproximó instantáneamente hacia nosotros con una silla de ruedas, me sentaron y nos llevaron a otro lugar para examinar el estado de el pequeño y el mio.*